martes, 22 de enero de 2013

Pitidos


Es increíble la velocidad del tiempo. Te paras a pensar, cuando eres muy feliz, detendría aquí el tiempo. Mal, muy mal. Esos pensamientos no pueden ser, porque si lo detienes, te mueres directamente. Así que hay que continuar, como sea.

Había pensado escribir sobre lo triste que es ver como tus personas queridas envejecen, y sus sentidos se deterioran, pero no, no lo voy a hacer, porque mis sentidos van a la par, ... y a cambio creo que voy a emplear este mini-post a deleitarme con los recuerdos buenos... solo los buenos, sin dar pábulo y agrupados haciendo una de "mis listas",eso si, escueta y solo de las 3 cosas que me salgan a la primera:

  • - Olfato: Un perfume afrutado. Las muñecas de mi infancia. El olor de monotiti.  
  • - Oído: La voz de mi padre. La voz de Chu. Las canciones de monotiti.
  • - Gusto: Las patatas a la importancia de mi madre. Viuda de Vacas. El pollo que hace Chu.
  • - Vista: Mi mini-familia. Asturias. Mis colecciones.
  • - Tacto: Las manos de mi madre. Monotiti. TU.
Hay infinidad de cosas que te devuelven a un estado más o menos feliz, y sería muy tedioso enumerarlas, pero limitándolo a una poquitas... sientes que lo feo no te apabulla tanto...




2 comentarios:

  1. un día me explicas que es el monititi...
    jejejeje
    como siempre genial :D

    ResponderEliminar
  2. Ya te lo he contado en Privée... jeje

    ResponderEliminar